La apuesta de las compañías de automóviles es por los coches de hidrógeno: este compuesto no solo es el elemento más abundante en la naturaleza, sino que es capaz de producir energía limpia.

Ya existen coches que funcionan con pilas de combustible de hidrógeno; en este momento, las principales firmas de automóviles realizan enormes inversiones  en I+D para conseguir nuevos y mejores diseños que funcionen a partir de esta tecnología.

La tecnología de hidrógeno es la clave para una energía limpia

Una larga historia tienen los intentos de incorporar  el hidrógeno como combustible; de hecho, el primer motor de que existió trabajaba con hidrógeno. Este compuesto también fue la fuente de energía para los dirigibles.

Incluso, los cohetes espaciales usaron hidrógeno para salir de la atmósfera y explorar el espacio.

El hidrógeno es el elemento químico más abundante en la naturaleza

El hidrógeno se encuentra presente aproximadamente en un 75% de la materia del universo. Aunque en su estado puro es muy raro, se le puede producir a partir de diversas reacciones químicas, y de ese proceso se obtiene electricidad.

Sus propiedades como combustible eran ampliamente conocidas, pero durante mucho tiempo hubo serias dificultades para la utilización del hidrógeno como combustible, debido a que:

  1. Al separarlo del oxígeno presente en el agua se gastaba más energía que la que se producía al quemarlo.
  2. Su almacenamiento líquido demandaba altísima presión o bajísima temperatura, mientras que un contenedor del elemento en estado gaseoso era enorme.
  3. Se necesitaba un costoso sistema de seguridad por lo inflamable que es este combustible.

La persistencia dio frutos

A pesar de sus desventajas iniciales, los investigadores continuaron experimentando y haciendo adaptaciones de la tecnología usada por la NASA para incorporarla a los coches: la pila de combustible.

Estas pilas se están convirtiendo en la fuente de la energía para la automoción en el futuro cercano, una apuesta que están haciendo las firmas de automóviles que quieren estar a la vanguardia.

Una muestra del lugar de la tecnología de las pilas de combustibles se presentó en el Salón de Ginebra 2019. Allí se exhibieron 24 coches entre eléctrico e híbridos enchufables, en contraposición a la menos de media docena que usan hidrógeno.

Solo los más progresistas se aventuran en el mundo de las pilas de combustibles de hidrógeno.

¿Cuáles son los coches a la vanguardia?

Las firmas automotrices recogerán los frutos de una larga cosecha. La primera empresa en presentar un modelo con pila de hidrógeno fue Honda, que en 2008 abrió la vitrina con el FCX Clarity.

Mientras, Hyundai salió al mercado en 2013 con el ix35 Fuel Cell que usa pilas de hidrógeno, y renueva su flota con el Hyundai Nexo, representante de la segunda generación que utiliza esta tecnología.

Por su parte, Toyota, tras largos años de esfuerzo, presenta el Mirai en el que venía trabajando desde el 2002. Mazda, sin embargo, no alcanzó la meta; tras grandes promesas con su RX8 que podría funcionar con gasolina o con hidrógeno no llegó a la planta.

Otro coche que promete y viene en formato deportivo de Gran Prix es el modelo chino Aiways RG Nathalie que produce hidrógeno a partir del metanol, una forma de alcohol bastante común. Y BMW se une a la carrera, pero aún se esperan los resultados.

Cómo funciona un coche de pila de combustible

El hidrógeno contenido en los tanques se mezcla con oxígeno, logrando una reacción electroquímica que permite que el automóvil se mueva.

Al mismo tiempo que producen electricidad para cargar la batería que alimentará el motor, impulsando el movimiento, producen agua como residuo de combustión. A través de tubo de escape se libera vapor de H2O al ambiente .

De esta manera, los coches de baterías de hidrógeno logran producir una alta cuota de energía que soslaya la emisión de CO2, mientras contribuyen con el ambiente con sus productos residuales. Efectivamente, es energía limpia y sostenible.

Ventajas de los coches de hidrógeno

Los coches de pilas de combustible de hidrógeno tienen una serie de ventajas:

  • Utilizan el elemento más abundante de la naturaleza.
  • Su tiempo para repostar es de apenas unos minutos.
  • No necesitan enchufarse en la casa u oficina.
  • Permiten una gran una autonomía.
  • Su pila de combustible no se ve afectada por temperaturas extremas.

Sin embargo, tiene dos inconvenientes que no son poca cosa. Por un lado, el poco conocimiento por parte del público de esta tecnología se topa con mitos que desalientan su uso. Además, se enfrentan a la escasez de puntos para repostar, al menos hasta este momento.

Entre los mitos a los que se enfrentan los coches de hidrógeno resaltan tres. El primero de ellos es la creencia de que el gas resulta peligroso; sin embargo, se han extremado medidas con pruebas muy exigentes para hacer seguros a estos automóviles.

Un segundo mito, bastante frecuente, es que las pilas de combustible de hidrógeno contaminan; en realidad, el gas puede ser obtenido por fuentes amigables con el ambiente como la energía eólica, solar, geotermal o hidráulica.

Además, los coches que usan este sistema son capaces absorber aire contaminado del medio y utilizarlo en su funcionamiento obteniendo como residuo vapor de agua, con lo que contribuyen a limpiar el ambiente.

El tercer mito que desalienta a los conductores para decantarse por un coche de hidrógeno es que lo consideran costoso; no obstante, en la medida que más automóviles utilicen esta tecnología, su precio tenderá a disminuir. Es lo mismo que ocurrió con los ordenadores personales o los teléfonos móviles.

Conclusiones

En una carrera para ajustarse a las exigentes regulaciones medioambientales y  encontrar fuentes de energía más limpias de forma eficiente y sostenible, la tendencia del futuro son los coches de hidrógeno.

El hidrógeno no solo es el elemento químico más abundante en la naturaleza, sino que los investigadores han encontrado formas para hacer de él una fuente de energía limpia que ya está siendo incorporada en el diseño de coches de vanguardia.

Honda, Hyundai y Toyota ya tienen los suyos, coches de hidrógeno que prueban las ventajas de esta tecnología que se está incorporando de la mano de Aiways RG a los circuitos de carrera. A la zaga, se une BMW que prontamente también mostrará sus productos.

Habrá que esperar a ver dónde conduce este desarrollo que continúa extendiéndose.

error: Alert: Content is protected !!