Toyota Mirai: el coche de hidrógeno que conduce al futuro

Conoce el Toyota Mirai, la berlina propulsada por hidrógeno de la casa japonesa.

El Salón del Automóvil de Tokio 2019 sirvió de escenario a la presentación de la segunda generación de Mirai, una nueva apuesta de la casa japonesa por los coches de hidrógeno. Esta relevante actualización se basa en el mismo principio de movilidad sostenible con el medio ambiente que impulsara el desarrollo del primer sedán propulsado por hidrógeno en 2014.

El Toyota Mirai, esta berlina compacta y estilizada que hoy exhibe el diseño característico de Toyota, es una prueba del enorme potencial de la tecnología que se vale del hidrógeno para obtener electricidad. Y no solo supera los límites al tener un mínimo impacto medioambiental, sino que además ofrece una extraordinaria experiencia de conducción gracias a su bajo centro de gravedad, una silenciosa y potente aceleración y una mayor autonomía.

La evolución del Toyota Mirai

El lanzamiento del Mirai en el 2015 fue el primer paso dado por Toyota hacia una movilidad cero emisiones gracias al hidrógeno. Este coche le permitió constatar a la casa japonesa que sí había un mercado para los vehículos eléctricos de pila de combustible —fuell cell electric vehicle (FCEV)— de hidrógeno. Con una autonomía similar a la de los vehículos de combustión, este coche era el primero en poder recargarse en el mismo tiempo que un modelo de combustible fósil y en ser, además, cero emisiones.

Desde entonces, Toyota ha continuado desarrollando la tecnología de pila de combustible de hidrógeno, a la vez que ha colaborado con gobiernos, entidades públicas y privadas e incluso con otros fabricantes de automóviles para lograr la estandarización.

Comercializado inicialmente en Japón, el primer Mirai fue el resultante de más de una década de investigación, desarrollo tecnológico y pruebas que pusieron a Toyota en el lugar privilegiado de ser la casa matriz del primer automóvil propulsado por hidrógeno fabricado en serie. Por esto, lleva en su nombre el concepto hacia el que apunta: mirai en japonés significa futuro.

¿Qué decir del Mirai 2014?

El diseño exterior del 2014 fue innovador y práctico, y transmitía las ideas de firmeza, seguridad y potencia; en el frontal, las líneas del diseño dan relevancia a las parrillas izquierda y derecha, las cuales a su vez canalizan el aire que suministra el oxígeno y contribuye al sistema de refrigeración. La zaga muestra una atrevida forma trapezoidal, e incorporó llantas de aleación de 17 pulgadas.

Lucía superficies acolchadas de su interior. La pantalla de la consola central ubicada sobre el cuadro de mandos, de 4,2 pulgadas y alta definición, se controlaba mediante los mandos integrados en el volante. Cómodos asientos regulables y calefactados, así como amplios espacios, contribuían al confort del habitáculo.

El motor eléctrico del Mirai 2014 contó con 155 CV de potencia y 335 Nm de par, e incorporaba el Toyota Fuell Cell Systtem que combina la tecnología de pila de combustible con la tecnología híbrida. Esto se tradujo en una altísima eficiencia energética y cero emisiones, salvo agua. Ofrecía hasta 483 km de autonomía y un tiempo de repostaje de entre tres y cinco minutos.

Además, el desarrollo de materiales y tecnologías para la absorción del ruido del exterior, incluyendo el viento, resultó en un vehículo sumamente silencioso.

Segunda generación: Toyota Mirai 2020

La segunda generación del coche de hidrógeno de Toyota se monta sobre la plataforma global RWD de la casa nipona. Su tracción trasera otorga una conducción definitivamente más deportiva.

A la tecnología cero emisiones y a toda la sofisticación de su concepto se le unen una autonomía de unos 500 km, lo cual lo convierte en uno de los modelos más apetecibles de la casa japonesa.

Mirai 2020: diseño exterior con el sello Toyota

A mediados del 2019 Toyota mostró el Mirai Concept, el prototipo en el cual se ha basado el Mirai 2020. El nuevo diseño se distancia de los rasgos futuristas y aerodinámicos que caracterizaron a la versión del 2014; más bien se ha mantenido la estética del prototipo, y se han acentuado unas líneas más fluidas y elegantes.

Es un diseño más maduro y afilado, en cuyo frontal destaca una sobria parrilla de gran tamaño, similar a la del Toyota Camry; sus dos generosas tomas de aire están delimitadas por un diseño triangular con un llamativo detalle cromado.

Con una imagen a la vez dinámica y señorial, esta escultural berlina de gran tamaño apuesta a la diferencia y a la identidad única. Incorpora llantas de 20 pulgadas, y por sus dimensiones ha podido incorporar tanques de hidrógeno más grandes y hacer más espaciosas las plazas traseras. No en balde estamos hablando de 4.975 mm de longitud, un ancho de 1.885 mm, 1.470 mm de altura y una distancia entre ejes de 2.920 mm. Todo esto se traduce en un habitáculo muy espacioso y en la posibilidad de adaptarse a distintos tipos de motorizaciones.

El techo muestra una pronunciada caída. En la zaga, los grupos ópticos están divididos en dos: los pilotos, que se prolongan hacia abajo, y la franja horizontal que los une por el centro.  Hay también un pequeño alerón integrado a la tapa del maletero. En general, se trata de una carrocería de proporciones elegantes, muy esbelta y convencional

El Toyota Mirai 2020 puertas adentro

El diseño interior del Mirai está concebido para transmitir las ideas de paz y armonía. Aunque conserva algunos elementos de diseño de la versión anterior como las formas en L, la versión actual incorpora pocos elementos en comparación con el modelo que le precedió. Se combinan proporcionalmente los colores claros y oscuros, las líneas amplias y encontramos detalles en color bronce que refuerzan el atractivo de su acabado.

En este coche hallaremos los elementos clásicos de cualquier berlina contemporánea. Tal vez lo más llamativo del habitáculo sea la doble pantalla digital de alta resolución; la central, para infoentretenimiento, tiene 12,3 pulgadas. En lugar de retrovisor central, el Mirai equipa con una pantalla que recibe la señal de una cámara ubicada en la parte trasera del coche.

El modelo 2014 tenía solo cuatro plazas debido a la presencia del túnel central bajo el cual se ubicaba la pila de combustible; sin embargo, la última edición se monta sobre la plataforma modular TNGA, que ha permitido eliminar este túnel y hay ahora capacidad para cinco pasajeros.

Uno de los factores más llamativos del confort de esta berlina es el silencio de su interior logrado, por una parte, por la presencia del motor eléctrico y vidrios amortiguadores del ruido en el parabrisas y en todas las ventanillas. Pero además, todas las piezas de la carrocería están selladas, y hay una estratégica incorporación de materiales de absorción o bloqueo acústico en todo el habitáculo.

El maletero tiene una capacidad de 361 litros; el poco espacio que ofrece obedece a que está delimitado por la batería. Esto a su vez impide que los asientos se puedan abatir.

La fuente de energía del futuro, el coche del futuro

En los últimos años se ha incrementado el interés por encontrar sustitutos a los combustibles fósiles. El hidrógeno representa una de las opciones más interesantes y económicas, ya que se trata de un elemento que está prácticamente en todas partes: el 70% del universo está compuesto por él. Además, es fácil de almacenar y de transportar.

El hidrógeno se puede obtener de sustancias tan disímiles como el petróleo, el gas, distintos biocombustibles, lodos de aguas residuales y agua. Y si se usan energías renovables para separarlo, estamos hablando de una energía verde que nos permitirá respirar mejor.

Otra de las ventajas del hidrógeno es que es fácil de transportar y de repostar: en el mismo tiempo que se tarda en llenar el tanque de gasolina o diésel se puede repostar hidrógeno, y se puede llegar más lejos que con el combustible fósil. Dicho de otra forma, un repostaje de 3 minutos otorga al Toyota Mirai una autonomía de 500 km.

El Toyota Mirai es prácticamente un laboratorio rodante: los depósitos de hidrógeno con filtros de carbono almacenan el combustible. Una vez que el coche está en movimiento, ocurren dos procesos: a través de las tomas del frontal, el aire es llevado del exterior hasta la pila de combustible desarrollada por Toyota; a la vez, el hidrogeno también se dirige hasta ella desde los depósitos.

Se produce entonces en dicha pila una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno, y el resultado es la electricidad que hace funcionar al Toyota Mirai. La única emisión de esta reacción es agua, la cual sale por el tubo de escape.

Motorización y tecnología del Toyota Mirai

El nuevo Toyota Mirai ofrece una motorización mejorada y un 30% más de autonomía gracias al incremento en la capacidad de almacenamiento. Su desarrollo tecnológico le ha permitido reducir la cantidad de platino utilizado en las pilas de combustible en dos tercios. Esto se considera un adelanto significativo, especialmente porque se trata de un metal muy escaso.

Con un motor de 114 kW (155CV), llega de 0 a 100 en 9,6 segundos. Está equipado con dos depósitos de hidrógeno con una capacidad de hasta 4,7 kg, con un consumo medio de 0,76 kg por cada 100 km y una autonomía de 502 km.

El Toyota Mirai 2020 es un vehículo de tracción trasera. Su plataforma TNGA ha permitido redistribuir el tren motriz y la transmisión: la pila de combustible y los depósitos de hidrógeno de alta presión están centrados bajo el suelo. Se consigue así un bajo nivel de gravedad y una óptima distribución del peso; esto, aunado a la mayor rigidez de la carrocería, que se traduce en más agilidad.

Por otra parte, la poderosa pila de combustible y la batería dan un fuerte impulso al coche, así como una mayor capacidad de respuesta a cualquier velocidad. Basta con tocar el acelerador para que aumente el par, en una suave y poderosa aceleración.

Equipamiento y seguridad del Toyota Mirai

Además de estar a la vanguardia de la tecnología en coches de hidrógeno, el Toyota Mirai es una berlina tan segura y fácil de conducir como cualquier vehículo de su clase.

Definitivamente, está en un nivel superior en lo que a equipamiento se refiere. Además, el diseño exterior está perfectamente alineado con la intención de que el coche tenga el mejor rendimiento. Por ejemplo, tanto la cubierta inferior como el diseño aerodinámico de los cuerpos ópticos reducen la resistencia del viento, mejoran el rendimiento del combustible y favorecen la estabilidad general del coche. Las aletas que se ubican a  ambos lados de los faros traseros mejoran la estabilidad en línea recta.

Este Toyota cuenta también con el sistema de freno asistido, que mejora la capacidad de frenado si se necesita disminuir la velocidad drásticamente. Equipa también con detector de ángulo muerto, asientos eléctricos y térmicos y llantas de aleación.

En cuanto a la conectividad, cuenta con Bluetooth, puerto USB, acceso y arranque sin llaves, Apple Car Play y Android Auto, dos sistemas de infoentretenimiento de avanzada que permiten una amplia conectividad con el teléfono móvil de forma fácil e intuitiva.

El Toyota Mirai en España

Hasta ahora el número de unidades de este coche en España es muy reducido, y su venta ha estado reservada a los empleados de empresas aliadas de Toyota en España, como Enagás y Urbaser.

Por otra parte, en la actualidad hay solo seis puntos en Espana para repostar:  Zaragoza, Huesca, Puerto Llano, Albacete y dos en Sevilla. Una más, ubicada al norte de Madrid, se terminará de construir este 2020. En consecuencia, habrá que esperar un poco más para disfrutar de las bondades de este coche de hidrógeno en nuestro país.

El futuro del Mirai

La popularización de los vehículos de hidrógeno dependerá de cuán asequibles puedan ser, y al equilibrio entre la relación calidad-precio. Actualmente Toyota dedica sus esfuerzos al desarrollo de la pila de combustible y sus componentes, el incremento del volumen de producción y la ampliación del mercado al incorporar pilas de combustible a otros vehículos, como camiones y autobuses.

El objetivo de Toyota es alcanzar la fabricación de 30.000 unidades anualmente. En este sentido, ya ha dispuesto la construcción de instalaciones para la producción de pilas de combustible, así como la fabricación en serie de tanques de hidrógeno de alta presión.

Nada parece impedir que el Mirai conquiste el futuro que ya lleva grabado en su nombre.

 

 

Si te ha gustado esta información, ayúdanos a que llegue al mayor numero de personas. Solo tienes que hacer click en cualquiera de los botones para compartirlo en tus redes sociales y ayudar a otras personas a que reciban esta información. ¡Muchas gracias por tu ayuda!​

error: Alert: Content is protected !!